Es común recibir cada día en nuestra empresa y por distintas vías solicitudes de presupuestos para bodas. En general, el solicitante solo nos dice aproximadamente en qué fecha será el evento y el número de personas. Pienso que esto responde a que están considerando la posibilidad de casarse y están comenzando a hacer los primeros números para tener una idea de cuánto será el gasto total de realizar su fiesta de bodas. Por otro lado, también entendemos que la mayoría de los novios como todo joven actual trabajan, estudian y cuentan con muy poco tiempo disponible y por lo tanto lo que buscan es una rápida respuesta a su necesidad, “¿Cuánto vamos a gastar?”.

En lo personal, no me gusta contestar este tipo de solicitudes. Primero porque siempre y desde el comienzo me gustó tener una relación muy estrecha con mi cliente, me gusta conocerlos, me gusta dialogar, me gusta interpretar cuáles son su preferencias, su personalidad, qué tipo de fiesta será la más adecuada para estos novios, qué traen en su cabeza, cuál es su sueño, cómo la imaginan, dónde, a qué hora, en qué lugar, con qué entorno.

Cada fiesta debe tener su personalidad y se debe identificar con la de los novios. Cada una debe ser única y diferente. Por eso es tan difícil poder darles información a priori, sin conocerlos, sin saber qué es lo que realmente necesitan y cuál será la mejor propuesta hecha a su medida.

Un presupuesto, un montón de letras escritas en un texto impresas o enviadas en forma digital donde figura un menú, una propuesta, eso no dice nada. Un evento de esta magnitud se hace a medida, sentados juntos en una mesa dialogando, expresando y construyendo una idea singular para cada pareja.

Así es como me gusta trabajar desde hace 24 años, haciendo que cada pareja cumpla sus sueños, tenga una noche especial. La gastronomía debe acompañar cada momento, sorprender y superar cualquier expectativa pero mucho más importante que eso es acompañar a esos novios en todo el trayecto de preparación de ese momento tan esperado y especial con que todos soñamos vivir un día y eso es lo que todo nuestro equipo hace con tanto amor y cariño desde hace tantos años. Es nuestra pasión y va más allá de cocinar rico, es darles toda nuestra entrega y amor para que por siempre nos recuerden cómo parte de ese día que jamás olvidarán.

 

 

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *